Histórico Comunicación Social
Boletines
Agencia de Noticias
Monitoreo de Medios
Entrevistas
Galerias
Prensa Extranjera
Prensa Regional
 
 
 
comunicaciónsocial
 
años:
| 2013 | 2012 | 2011 | 2010 | 2009 | 2008 | 2007 | 2006 | 2005 |
 
meses del 2013:
| Diciembre | Noviembre | Octubre | Septiembre | Agosto | Julio | Junio | Mayo | Abril | Marzo | Febrero | Enero |
 
Boletín N°. 1448 La industria del cine, organizaciones de la sociedad civil y American Chamber externan preocupación por la CETU

En el marco del análisis de la iniciativa de Reforma Hacendaria presentada por el Ejecutivo Federal, la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica y del Videograma afirmó ante la Comisión de Hacienda que la Contribución Empresaria de Tasa Única (CETU) podría dañar seriamente los flujos de inversión hacia esa industria.

Por su parte, representantes de organizaciones de la sociedad civil aseguraron que la iniciativa del Ejecutivo establece que los donativos no serán deducibles y se gravarán con la CETU.

En los documentos entregados a la Comisión de Hacienda, estos dos sectores manifestaron su preocupación por la aplicación de la CETU.

La Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica argumentó que las empresas que se dedican a esta actividad cuentan con inversión extranjera y, por tanto, existe incertidumbre en cuanto a la acreditación de la CETU pagada en los países de donde proviene dicha inversión.

Añadió que esta industria paga regalías a distribuidoras mexicanas o extranjeras, siendo éste su principal gasto y, en este sentido, la CETU no permite la deducción del pago, lo que gravaría al sector sobre bases irreales.

Advirtió también que la aplicación del gravamen dañaría las fuentes de empleo del sector y reduciría la generación del mismo.

Sobre este asunto indicó a los diputados de la Comisión de Hacienda que las empresas del ramo generan empleo para estudiantes de tiempo parcial, lo que representa más del 80 por ciento de su plantilla.

Asimismo, dijo, esta mano de obra tiene un ingreso mensual menor a 37 mil pesos, por lo que la CETU no compensa la deducibilidad de las cuotas de seguridad social como el IMSS, Infonavit y SAR.

Concluyó que el efecto total que ocasionaría ese gravamen a la industria cinematográfica por la deducción de sueldos y salarios es de alrededor de 400 millones de pesos.

En tanto, las organizaciones de la sociedad civil insistieron que el sector sin fines de lucro representa unahorro para el Estado por los servicios que presta a la población; por lo que con la CETU habría una afectación a las finanzas públicas.

El impacto, dijeron, será más grave cuando se establezca de forma definitiva y el ISR desaparezca, lo que perjudicará más a las empresas donantes.

A su vez, la Cámara Americana de Comercio (American Chamber-México) manifestó que de acuerdo con la iniciativa del Ejecutivo, las organizaciones altruistas que apoyan distintos programas a favor de la educación, la salud, el medio ambiente y el campo, se verían perjudicadas porque los donativos que provienen de las empresas dejarían de ser deducibles.

También, afirmó, podría inhibir los donativos provenientes del extranjero, ya que algunos países ponen restricciones para otorgarlos cuando en el país al que van destinados no son deducibles de algún impuesto, lo que podría presionar aún más el gasto social del gobierno mexicano.

Ante ello, planteó modificar la disposición actual para permitir que en la CETU, los donativos otorgados a instituciones y organismos que sean consideradas como donatarios autorizados en los términos de la Ley del Impuesto Sobre la Renta, sean deducibles.

La Cámara Americana de Comercio agregó que el gravamen podría hacer caer aún más la competitividad de nuestro país.

Lo anterior, explicó, porque generaría problemas para que las empresas de capital extranjero que operan en nuestro país la puedan acreditar en Estados Unidos, toda vez que no es un impuesto sobre las utilidades.

Aseguró que a pesar de que la Secretaría de Hacienda discute este tema con el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, aún no ha habido una definición al respecto y todo parece indicar que éste no aceptará la CETU por su naturaleza y porque va en contra de los acuerdos establecidos para evitar la doble tributación.

Concluyó que de aplicarse, no solo aumentaría los costos de operación en México sino que reduciría nuestra competitividad para atraer inversión y generar empleos.

-- ooOoo --

 
difusión
comunicación
 
Senado | Auditoría Superior de la Federación | Canal del Congreso | Legales| Contáctenos