Histórico Comunicación Social
Boletines
Agencia de Noticias
Monitoreo de Medios
Entrevistas
Galerias
Prensa Extranjera
Prensa Regional
 
 
 
comunicaciónsocial
 
años:
| 2013 | 2012 | 2011 | 2010 | 2009 | 2008 | 2007 | 2006 | 2005 |
 
meses del 2013:
| Diciembre | Noviembre | Octubre | Septiembre | Agosto | Julio | junio | Mayo | Abril | Marzo | Febrero | Enero |
 
Nota N°. 2178 Con 319 votos a favor aprueban diputados dictamen de Cuenta Pública 2002

Palacio Legislativo 22-IV-2010 (Notilegis).- El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó con 319 votos a favor, 19 en contra y 20 abstenciones, el dictamen con proyecto de decreto relativo a la Cuenta de la Hacienda Pública Federal para el Ejercicio Fiscal de 2002.

El dictamen indica que durante el 2002 las finanzas públicas registraron un déficit presupuestario de 83 mil 827.4 millones de pesos, lo que representó el 1.36 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), cifra que rebasó la meta de déficit fijada en 0.65 por ciento del PIB.

Lo anterior, es el resultado generado por el impacto presupuestario de 48 mil 878 millones de pesos, derivado de las operaciones asociadas a la liquidación del Banco Nacional de Crédito Rural S.N.C. (BANRURAL) y la creación de la Financiera Rural.

Por ello, el presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, Luis Videgaray Caso (PRI), aseguró que el documento no aprueba la Cuenta Pública del 2002 ni tampoco la desaprueba, pues únicamente tiene la obligación de señalar anomalías, deficiencias, así como proponer medidas e instrucciones para no repetir los errores de ese año.

El diputado del PRI afirmó que el dictamen no pretende establecer sanciones o imputar responsabilidades específicas, simplemente la Cámara de Diputados cumple con la obligación a través del órgano técnico que es la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

En ese sentido, Luis Videgaray informó que la ASF elaboró 336 auditorías específicas y promovió tres mil 410 acciones correctivas por un monto de 72 mil millones de pesos a la Cuenta Pública 2002.

Indicó que el dictamen de la Cuenta Pública 2002 señala problemas graves en el gasto público federal, ya que en ese año se incrementó el gasto corriente en un 6.5 por ciento, pues solamente en el rubro erogaciones por servicios personales, materiales y suministros creció en un 3.5 por ciento por arriba de la inflación.

El legislador priista mencionó que los programas sociales en el 2002 no tuvieron objetivos ni indicadores estratégicos; asimismo, existieron desvíos de recursos importantes a las delegaciones de las dependencias federales en los estados y municipios.

Al hacer uso de la palabra, el diputado Ramón Merino Loo (PAN) comentó que la fiscalización y la trasparencia de los recursos públicos son prioridad para su fracción parlamentaria, ya que los resultados se ven reflejados en el mejoramiento de los servicios que se les brindan a los ciudadanos. Manifestó que el dictamen refleja los logros alcanzados durante el segundo año de la administración de Vicente Fox, así como los retos que aún existen en materia de fiscalización.

En voz del PRD, el diputado Vidal Llerenas Morales comentó que el dictamen de la cuenta pública del 2002 señala los principales desvíos que el gobierno federal ha hecho, en el que destaca el mal uso de los fideicomisos públicos, así como el uso discrecional de los recursos, el problema más serio –enfatizó- es que no se hace nada al respecto y se sabe de manera tardía lo que hace el Ejecutivo con el gasto público.

En su oportunidad, el coordinador del grupo parlamentario del PVEM, Juan José Guerra Abud, indicó que los programas de deforestación ambiental no fueron atendidos de la manera en que fueron programados durante el 2002, por lo que los resultados operativos fueron inferiores a los alcanzados en el año anterior, “esto deja ver que el principal problema son los subejercicios y es tarea de la ASF revisar los objetivos de los programas sociales”, dijo.
Posteriormente, el diputado Mario Di Costanzo Armenta (PT) puntualizó que después de analizar la Cuenta Pública del 2002 es necesario que el gobierno federal reduzca el gasto corriente, y evite los subejercicios, porque son estas observaciones son constantes y no son atendidas. Indicó que su banca votará en contra del dictamen, “no sólo porque es timorato sino porque va en contra de la fiscalización que tiene la Cámara de Diputados; el gobierno federal nunca hace caso de las observaciones y exhortos que se le hacen”.

ALRG / AILH

 
difusión
comunicación
 
Senado | Auditoría Superior de la Federación | Canal del Congreso | Legales| Contáctenos