Histórico Comunicación Social
Boletines
Agencia de Noticias
Monitoreo de Medios
Entrevistas
Galerias
Prensa Extranjera
Prensa Regional
 
 
 
comunicaciónsocial
 
años:
| 2013 | 2012 | 2011 | 2010 | 2009 | 2008 | 2007 | 2006 | 2005 |
 
meses del 2013:
| Diciembre | Noviembre | Octubre | Septiembre | Agosto | Julio | junio | Mayo | Abril | Marzo | Febrero | Enero |
 
Nota N°. 4426 Equivocada e incompleta la Ley de Cultura Cívica aprobada por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal: Cuevas Barron

Palacio Legislativo 23-XII-2010 (Notilegis).- Las modificaciones a la Ley de Cultura Cívica aprobadas por la Asamblea Legislativa del Distrito Federa,l que busca sancionar con arresto de 20 a 36 horas a aquellas personas que consuman estupefacientes en la vía pública, tiene que revisarse ya que la adicción es considerada como una enfermedad que no sólo afecta la salud de quien consume drogas, sino pone en riesgo la seguridad de las personas.

Señaló lo anterior la presidenta de la Comisión del Distrito Federal, Gabriela Cuevas Barron (PAN), al considerar como un enfoque incompleto y equivocado que pretende sancionar hasta con 36 horas de arresto a las personas que consuman drogas en la vía pública, cuando se debe trabajar en políticas públicas para evitar que continúe el aumento de este problema en las calles.

En entrevista, la diputada federal indicó que la legislación hecha por la ALDF no sólo es equivocada, pues el problema no es que se sancione, sino eliminar el consumo en la ciudad a través de políticas de prevención y no seguir promoviendo la cadena de la delincuencia organizada.

“Se tendría que revisar si la Ley de Cultura Cívica es la indicada, porque podría estar en los Códigos Penales. El enfoque de sólo sancionar es malo; yo le apostaría a no sólo a estar castigando estas conductas, sino más bien por un enfoque de prevención de políticas publicas que informen a los jóvenes sobre las terribles consecuencias que tienen las drogas, informar a los padres de familia para identificar si sus hijos se drogan y cuidarlos para que puedan rehabilitarse”.

Agregó que sólo castigar a los adictos es un enfoque contradictorio como sociedad, por lo que tiene que revisarse; también el cuidado de los vecinos que son afectados por la presencia de estas personas.

Sin embargo, dijo, estas modificaciones pueden ayudar a mejorar el orden en la vía pública, la seguridad y tranquilidad de los vecinos, porque las poblaciones que hacen desmanes no son sancionadas, ya que drogarse en la vía pública no es considerado un delito.

El hecho de que las personas se droguen en la vía pública genera, además, mala imagen y mal ejemplo a los niños, que son susceptibles a caer en las drogas, dijo.

Gabriela Cuevas reiteró que es un tema que debe regularse, pero hay que revisar si es el ordenamiento adecuado y ampliarlo un poco más, porque si algo está desatendido son los centros de rehabilitación públicos.

IPC

 
difusión
comunicación
 
Senado | Auditoría Superior de la Federación | Canal del Congreso | Legales| Contáctenos