Histórico Comunicación Social
Boletines
Agencia de Noticias
Monitoreo de Medios
Entrevistas
Galerias
Prensa Extranjera
Prensa Regional
 
 
 
comunicaciónsocial
 
años:
| 2013 | 2012 | 2011 | 2010 | 2009 | 2008 | 2007 | 2006 | 2005 |
 
meses del 2013:
| Diciembre | Noviembre | Octubre | Septiembre | Agosto | Julio | junio | Mayo | Abril | Marzo | Febrero | Enero |
 
Nota N°. 3374 Coinciden especialistas en la necesidad de una Banca de Desarrollo fuerte que complemente a la banca comercial y financie proyectos prioritarios para el país

Palacio Legislativo, 19-06-2013 (Notilegis).- Representantes de instituciones financieras y especialistas coincidieron en la necesidad de promover una Banca de Desarrollo fuerte, ágil y transparente, que complemente a la banca comercial y financie proyectos prioritarios que aceleren el crecimiento del país.

Las posiciones se manifestaron durante el segundo de cuatro foros organizados por las comisiones de Hacienda y Crédito Público y Justicia, para analizar la reforma financiera que el mes pasado envió el presidente Enrique Peña Nieto al Congreso de la Unión, en el marco del Pacto por México.

El director general de Nacional Financiera (Nafin), Jacques Rogozinski, comentó que la flexibilización de las reglas crediticias en las instituciones de la Banca de Desarrollo, propuesta en la iniciativa del Ejecutivo, fomentará el avance del país a través del crédito al sector privado.

Indicó que la iniciativa descarta limitantes como la forma en que Nafin debe de reportar operaciones ante diferentes instancias de control y garantizar siempre la preservación y mantenimiento de su capital, lo que le da más posibilidades de capitalizar a millones de empresas que no tienen acceso al crédito.

Emilio Barriga, tesorero del Distrito Federal, afirmó que la iniciativa cambia la obligación de las instituciones de la Banca de Desarrollo que ya no tendrán que garantizar, sino procurar, la preservación de su capital, lo que permitirá que presten con garantías que no resulten excesivas a los empresarios.

Señaló que esta flexibilización en el marco jurídico que rige a la Banca de Desarrollo debe acompañarse de un fortalecimiento a los mecanismos de autocontrol y autogobierno de las instituciones que la conforman, al normar la participación de las entidades federativas y municipios en los consejos directivos.

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Gerardo Gutiérrez Candiani, aseguró que el otorgamiento de crédito es una de las palancas más amplias de desarrollo y, en ese sentido, es urgente que la Banca de Desarrollo comience a cumplir con su función, que es la de complementar a la banca comercial.

Indicó que en la actualidad, sólo tres de cada 10 Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) tienen algún crédito bancario, comparada con la proporción superior al 50 por ciento de otros países.

Señaló que la reforma debe buscar la restructuración vigente de la Banca de Desarrollo, para “superar la rigidez” que le ha impedido crecer.

El vicepresidente de la Asociación Mexicana de Entidades Financieras Especializadas (AMFE), Pedro Martínez Brito, se pronunció por fomentar un crecimiento ordenado del otorgamiento de créditos, que establezca una regulación y un trato igualitario al que recibe la banca comercial.

“No es sólo el crecimiento por el crecimiento, debe ser ordenado y sostenido”, dijo.

El secretario técnico del Comité de Normatividad e Incidencia del Consejo Mexicano de Uniones de Crédito (Conunión), Enrique Barrera, manifestó que las uniones de crédito ven de manera satisfactoria la reforma, ya que ésta ayudará a que el sector se convierta en motor de desarrollo e impulso a las empresas.

El abogado laboral, Arturo Alcalde Justiniani, pidió que en la reforma no se incluya la posibilidad de que las Sociedades Financieras Populares (Sofipo) y las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo (Socap) puedan contratar con terceros la prestación de servicios necesarios para su operación (outsourcing).

Aseveró que esto suprime los derechos de las organizaciones gremiales de las instituciones de la Banca de Desarrollo; sindicatos reales y democráticos que cumplen con los estándares de rendición de cuentas, dijo.

Eduardo Gómez Alcalá, académico del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), señaló que si bien el país cuenta con una banca de desarrollo solvente, con una cartera vencida muy baja, no ha tenido un crecimiento importante en el otorgamiento de créditos.

Indicó que se deben adecuar mandatos estratégicos claramente establecidos, focalizar los sectores objetivos y coordinar las unidades de fomento como primeras medidas para acelerar su crecimiento.

María Eugenia Butter, representante de la Unión de Instituciones Financieras, consideró positivo proponer que la Banca de Desarrollo se “mueva hacia fronteras de riesgo”, sin embargo, señaló que la reforma financiera no debe favorecer a las instituciones bancarias comerciales, sobre todo en su fondeo.

Orlando Delgado Selley, académico, dijo que una parte muy importante de las empresas en este país no está atendida financieramente, los que representa una “enorme falla del mercado” que debe resolver el Estado a través de la Banca de Desarrollo.

Agregó que la reforma del Ejecutivo debería concebir un nuevo sistema bancario donde la Banca de Desarrollo tuviera protagonismo y se creara un banco para desarrollo rural que financie “aquéllo que la banca privada no va a financiar”.

Rosa Albina Garavito, académica y ex senadora por el PRD, aseveró que el paquete de iniciativas que conforman la reforma no propone un rediseño real del sistema financiero, ni establece claramente quiénes se beneficiarían del aumento de créditos de la Banca de Desarrollo.

Alertó que la propuesta del Ejecutivo plantea la flexibilización de las garantías para los créditos sin establecer que la canalización de recursos debe hacerse bajo la asunción de riesgos medibles y predecibles.

“Es bueno flexibilizar, pero los inmediatamente beneficiados, a la larga, podrían padecer los costos de un financiamiento irresponsable”, expresó.

Carlos Noriega, especialista en crédito popular, consideró que la reforma financiera, como está planteada en sus términos generales, es el vehículo para incrementar el crédito y a través de él la productividad, principalmente en el sector informal de la economía.

Subrayó que más importante que el crédito es el ahorro, y sólo a través del ahorro se logrará que la población informal se incorpore en el sector financiero.

La Banca de Desarrollo en el país está conformada por las siguientes instituciones: Nacional Financiera (Nafin), el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras) y el Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext).

También figuran la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF), el Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi), el Banco Nacional del Ejército Fuerza Aérea y Armada (Banjercito) y Financiera Rural.

Para mañana jueves está previsto el foro Fondos de Inversión y Mercado de Valores y el viernes, Transparencia y Defensa del Usuario.

OAA / AMR / JGM

 
difusión
comunicación
 
Senado | Auditoría Superior de la Federación | Canal del Congreso | Legales| Contáctenos